Tinc tres ulls de colors…

Tinc tres ulls de colors
i passe el dia fent l’ullet;
Aneu alerta, senyors,
si el que mira no és el vert

Resposta: rofàmes lE
https://i0.wp.com/macul.ciencias.uchile.cl/blog/wp-content/uploads/2013/08/trafficLight.jpg

Leave a comment »

No és bon giner…

No és bon giner si no deixa les basses plenes per a febrerpluja giner

Leave a comment »

“LA FESTA DE LA PAU”

Si tinguera la màgia d’un mac
de les bales faria flors,
els fusils, trombons i fagots
i els trons, poemes d’amor.

Si tinguera la màgia d’un mac
de la gana faria blat,
els canons, prismàtics jagants
i els tancs, camions de gelats.

Si tinguera la màgia d’un mac,
els soldats faria “clowns”,
els tinents, pardals de paper,
ballarines o castellers.

Si tinguera la màgia d’un mac,
de les mines faria daus,
de les bombes, jocs malabars
i els corps, coloms de la pau.
https://i1.wp.com/www.construyendorelaciones.com/wp-content/uploads/2015/12/amor.jpg

Adaptació a la llengua valenciana de la cançó en català de l’autora Dàmaris Gelabert

Leave a comment »

EL PRIMER MANUSCRITO SOBRE LA MOCAORÀ

EL PRIMER MANUSCRITO SOBRE LA MOCAORÀ

Cada 9 de Octubre los dulces de mazapán de una gran variedad de formas y colores llegan a la mesa de los valencianos para endulzar la celebración del día del Reino de Valencia y conmemorar así la entrada del rey Jaime I en la ciudad en 1238 . Sin embargo, no siempre se ha celebrado la tradición del 9 de octubre todos los años ni de la forma que hoy conocemos. Hasta finales del siglo XIX se festejaba únicamente una vuelta cada cien años, cuando la tradición señalaba que sólo se celebraba este evento, en la bajada de la Senyera, en su centenario. De este modo, se celebró el 9 de octubre de 1338, el de 1438, de 1538, y así hasta llegar a 1838, cuando a partir de finales de este siglo se consideraba que la tradición cambió y comenzó a celebrarse todos los años.

El manuscrito supone un punto de inflexión en este punto, ya que tiene fecha del 1,747, es decir, nueve años despuix del quinto centenario de esta tradición, y una sigla antes del considerado hasta ahora como el del cambio. El documento relata cómo ese año una familia celebra el día de la ‘Mocaorà’, comprando los típicos dulces para compartir el señalado 9 de octubre, realizando así la tradicional celebración en una fecha que no era, hasta ahora, considerada para hacerlo.

Luis Ramírez es el investigador que ha descubierto este documento «por casualidad», mientras estudiaba los manuscritos que conserva la familia Espínola, dueña de este histórico texto. «Es el primer documento que relata esta tradición», explicó Ramírez, «demuestra que había familias que celebraban esta costumbre más a menudo, y no sólo cada cien años, que era el que se pensaba hasta ahora». «Al menos las familias que tenían cierto nivel económico y podían permitirse comprar los clásicos dulces, ya que por su precio no estaban al alcance de la mayoría», concretó Luis Ramírez, que continúa: «lo normal era que comieron víveres , que es a lo que podían acceder en ese momento ».

De hecho, la conocida tradición bajo el nombre del pañuelo de tomar estos dulces en forma de instrumentos pirotécnicos, como son la ‘piuleta’ o el ‘tronador’, surgió unos pocos años antes de la fecha del manuscrito, en 1738, cuando se prohibió disparar pólvora en el quinto centenario del 9 de octubre, y los pasticers decidieron, en gran picardía, hacer estos dulces que recordaban a los objetos prohibidos para la celebración. El restante de formas y figuras elaborados en mazapán, no son más que una derivación de aquellos primeros dulces.

En el manuscrito, fechado en un lunes 9 de octubre de 1747, se puede leer cómo un comerciante valenciano llamado Gilabert relata que una familia compra en una de las reposterías de la ciudad, ‘Casa Almella Cerezo’, «más de 8 libras de turrones tanto de azúcar como de canela », así como un otro tipo de dulces, que le costó a la familia que hizo la compra« una libra valenciana y 5 dinero, un gasto importante que sólo se podía permitir una familia acomodada en el siglo XVIII », relató el investigador. Estos dulces fueron comprados para celebrar San Donis y la tradicional ‘mocadorà’.

Según el investigador, este documento es «fundamental para entender la tradición y el origen de la actual celebración», ya que demuestra dos aspectos importantes sobre esta tradición. En primer lugar, que los valencianos continuaron celebrándose la pese a la supresión de sus fueros, y además en una continuidad que no es la conocida hasta ahora. Y por otro, y entrando en los aspectos concretos de esta celebración, que de esos dulces que aparecen en el texto, como son los turrones de canela, es de donde derivan los actuales mazapanes, que han ido evolucionando hasta adquirir las coloridas formas que actualmente todos los valencianos gozan cada 9 de octubre para celebrar el Día del Reino de Valencia y de los enamorados valencianos.

Adaptado al castellano de la fuente ‘Orgullosos de ser Valencians’,
Adaptat al castellà de la font: https://www.facebook.com/valencians/posts/760891780686960:0 ( Orgullosos de ser valencians )

12027706_760891780686960_2764596748341593478_n

Leave a comment »

Darrere del meló,…

Darrere del meló, vi a montó; i si és d’Alger, en picher.

https://c1.staticflickr.com/3/2551/4186857509_cc0a772866.jpg

Leave a comment »

III Fira d’entitats valencianistes

11060038_466511380172356_516531460275497792_n

Leave a comment »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 146 other followers